Seleccionar página

Para las televisiones el deporte en abierto no es rentable y sin embargo, siguen peleando por conseguir los derechos de Fórmula 1, Moto GP, y sobre todo fútbol. Todas reconocen que pujan por ellos para evitar que los tenga la competencia, es como si un defensa del Real Madrid marcara en propia para evitar un gol del contrario… 

Fútbol en abierto

Con el nacimiento de las televisiones autonómicas a finales de los ochenta se abrió la lucha por los derechos de la liga española y con ella un incremento desproporcionado del precio a pagar por retransmitir partidos en directo, algo que ha contribuido de forma importante a la ruina de esas cadenas como se detalla en este artículo.

Los efectos devastadores que sobre el sector audiovisual está provocando la sobre exposición a los derechos deportivos en general y al fútbol en particular se están notando en la presente década. En marzo de 2010 se anunció que la RTVE perdía los derechos sobre el mundial de Moto GP; en noviembre de 2011 saltaban todas las alarmas al renunciar TV3 a las emisiones de la liga de Primera en directo. En enero de 2012 se hizo público que a La Sexta le quitaban los derechos sobre la Fórmula 1 por impagos… De esta forma ha ido cambiando el panorama de las retransmisiones en directo de eventos deportivos en los últimos años, provocando de paso la ruina de televisiones públicas y privadas: Autonómicas, RTVE, La Sexta, Cuatro… La última en incorporarse a éste grupo ha sido Marca TV. Una ruina audiovisual a la que siempre aparecen asociados derechos deportivos nacionales e internacionales.

En este último año Mediaset y Atresmedia han negociado para rebajar el precio de diferentes retransmisiones deportivas, pero ambas reconocen que su adquisición no les será rentable como comprobamos en declaraciones de Paolo Vasile en Vozpopuli o de Silvio González en Ecodiario. El  caso del fútbol merece especial atención, pues a pesar de la caída de los precios en el último año, éstos siguen siendo desproporcionados. Cuando Mediapro puso a la venta el partido semanal de Primera para la temporada 2012-13 tuvo que conformarse con la devaluada oferta de Marca TV. Ésta empresa no ha podido terminar la temporada y ahora ha tomado el relevo Cuatro. Según publicaba Vanitatis la empresa propietaria de esta cadena, Mediaset, habría pagado entre 4 y 5 millones de € por los diez partidos que restan de temporada. Si en ese arqueo nos quedamos con la cantidad menor, tendremos que con la retransmisión del partido del lunes día 1 de abril Mediaset consiguió una audiencia media de 7’3% a un precio de 400.000 € sólo en derechos deportivos, o sea, casi 60 mil € el punto de Share, mientras que a esa misma empresa un programa como “La Voz” le costaba alrededor de los 300 mil € y conseguía datos por encima del 30%, es decir unos 10 mil € el punto de share

DSNG fútbol RC

Sin embargo, aquí hablamos de un partido “devaluado” y de poco interés para la audiencia. ¿Cuánto puede costar, por ejemplo, un partido de Champions en Televisión Española? Si hacemos caso de los datos aportados por Ramón Trecet y recogidos en este artículo de Vertele, hablamos de una cantidad superior a los 100 Millones de € por temporada (16 partidos regulares más la Final y la Supercopa). Obtenemos, como resultado posible (sin contar a TV3), que a la RTVE le costó el partido del martes 2 de abril de 2013 una cantidad superior a los 5.000.000 de Euros para una audiencia del 38,6%, lo que da un dato probable de 130 mil € el punto de share.

Imágenes: Fernando Santos Cordero

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies